El gobierno venezolano estaría dispuesto a ofrecer un descuento de 30% en compras de petróleo al gobierno de la India, siempre que este último utilice el Petro, la criptomoneda de gobierno venezolano, como medio de pago.

Según fuentes del periódico Business Standard, un grupo de expertos en blockchain del gobierno venezolano habrían viajado a la India el pasado marzo para cerrar un acuerdo con la casa de cambio Coinsecure para que esta venda Petro en la India. El CEO de Coinsecure, Mohit Kalra, declaró que “el gobierno venezolano desea que el Petro se cotice en esta casa de cambios para poder así intercambiarlo por bitcoin y rupias”. Según este acuerdo, Coinsecure ofrecería servicios de “etiqueta blanca” (White label), para quienes quieran intercambiar Petro deberían hacerlo en esta plataforma.

Kalra declaró que el gobierno venezolano ha visitado diferentes países realizando ofertas similares a la que se le hizo al gobierno de la India. También afirmó que se planea realizar una conferencia en la India en la cual el presidente venezolano, Nicolás Maduro, promovería el Petro. Cabe destacar que hace pocas semanas Coinsecure sufrió un robo de bitcoin equivalente a más de 3 millones de dólares debido al mal manejo de llaves privadas y aún a estos momentos no han reintegrado completamente los fondos de los usuarios que se vieron comprometidos.

El entorno regulatorio para las criptomonedas no es precisamente amigable en la India. A inicios de abril las autoridades del país prohibieron prestar servicios financieros a las empresas que trabajen con criptomonedas, lo cual a efectos prácticos ha prohibido casi en su totalidad el comercio de criptoactivos en este país. Estas medidas que entraron en vigencia de manera inmediata podrían significar un importante obstáculo para los planes del gobierno venezolano con Coinsecure, además esta casa de cambios no ha aceptado formalmente este posible acuerdo con el estado venezolano.

Hace pocos días el presidente venezolano anunció que en la preventa del Petro se habrían recaudado unos 3.338 millones de dólares, cifra que no ha podido ser confirmada debido a la ausencia de contrato inteligente de este token, por lo que a pesar de haber terminado la ICO del Petro no hay manera de conocer el valor actual del token, aunque se supone que cada Petro está respaldado por un barril de crudo venezolano. Todo esto causa que permanezcan ciertas dudas con respecto al Petro, como el motivo por el que se eligió la blockchain de NEM a último momento para este proyecto, abandonando la de Ethereum.

Fuente: https://www.criptonoticias.com