La Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), aumentó a cincuenta mil bolívares soberanos (Bs.S 50.000) el límite máximo para el otorgamiento de financiamientos de tarjetas de crédito con el fin de “garantizar el acceso a bienes, servicios, alimentos, medicinas y otros productos esenciales”, tal como lo refleja la página web de la Institución.

Sin embargo, en fecha del 21 septiembre de 2018, mediante resolución 073.18, se estableció la normativa que permite incrementar dichos límites en torno a este nuevo tope para el financiamiento de las tarjetas de crédito, atendiendo a las consideraciones económicas y financieras del país.
 Inspección a la banca 
Igualmente, la Sudeban realizó una serie de inspecciones no programadas en distintas entidades financieras del país el día viernes. De acuerdo con la Institución tales acciones obedecen a los lineamientos emanados por el Primer Mandatario nacional, según las cuales le daba 48 horas a los bancos públicos y privados con la finalidad de que liberen el dinero y entreguen cien bolívares vía cajero automático y sin límites por taquilla.
Mientras el Presidente aseguraba que la falta de efectivo obedece al acaparamiento del mismo por parte de la banca, el diputado de la Asamblea Nacional, Ángel Alvarado, responsabilizaba al Banco Central de Venezuela (BCV) y al Gobierno de la escasez de dinero. Asimismo, señaló que las transacciones cada vez más recaen sobre las transferencias y pago electrónico y poco a poco el billete va perdiendo efectividad.
El día de ayer, luego del exhorto del presidente de Venezuela Nicolás Maduro, se pudieron observar grandes colas en los bancos demandando dinero en efectivo. Dos entidades financieras del Banco del Tesoro, ubicadas en la avenida Urdaneta, dejaron de dispensar efectivo a la población en horas de la tarde. La explicación: el efectivo se había agotado.
 En todo caso, es el Banco Central de Venezuela el encargado de la distribución del efectivo la banca nacional.