La expresidenta de Consecomercio, Cipriana Ramos afirmó que la reconversión monetaria llegaron con aumentos ocultos en algunos servicios y en algunos productos regulados.

“La reconversión solo sirvió para aumentar la inflación. Vemos que en la lista de precios justos el azúcar subió de 20 a 30 bolívares soberanos”, afirmó El Nacional.

No obstante, alertó que tras el aumento del sueldo mínimo en las empresas no tendrán con qué pagar a los trabajadores, y que dicho sueldo para septiembre ya estará “devaluado”.

Indicó que no solo las empresas se ven afectadas, también los condominios y los planteles educativos luchan mantenerse abiertos.