El presidente de la República de Venezuela, Nicolás Maduro anunció que el petro saldrá a la venta en las próximas semanas en divisas y criptomonedas y que a partir del 5 de noviembre se comenzará a vender en bolívares a través de la Tesorería de Criptoactivos y casas de cambio virtuales nacionales.

El mandatario leyó fragmentos del nuevo white paper (libro blanco) y enfatizó que el gobierno impulsará el uso de la criptomoneda para las transacciones de Petróleos de Venezuela, venta de pasajes aéreos, pago de hoteles y comercio de bienes muebles e inmuebles.

Además aseguró que el gobierno ya venía utilizando el petro para la importación de alimentos para los Clap y parte de los morrales que se entregaron a los estudiantes por el inicio del año escolar, pero que el paso que se dio este lunes, servirá para incrementar las transacciones.

Sin embargo, desde el palacio de Miraflores, Maduro activó la cadena de bloques del petro, en un relanzamiento de esta criptomoneda, cuya oferta inicial se hizo en marzo, pero que no logró mayor desarrollo.

“Con el petro hemos conseguido una fórmula para ampliar el menú de ofertas del sistema cambiario”, afirmó el presidente.

Por otra parte, dijo que “a partir de hoy el petro entra en interacción con seis casas internacionales de intercambio. Con las seis más poderosas del mundo”. No obstante, no mencionó cuáles eran estas exchange. En marzo, una de las más importantes de estas casas de cambio virtual, Bitfinex, dijo que no incluiría al petro dentro de su plataforma de intercambios.

Maduro dijo que “todo el petróleo venezolano debe venderse muy pronto en petro y toda la gasolina que para la aviación internacional se debe vender en petro inmediatamente”. No obstante, esto podría en un aprieto a las compañías estadounidenses debido a que ese país prohibió a sus ciudadanos y empresas adquirir la criptomoneda venezolana.

Igualmente, el mandatario envió a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), la Ley del Sistema Integral de Criptoactivos, “mediante la cual se crea y define el marco regulador de los ceiptoactivos para avanzar en desarrollo productivo y social de Venezuela”. Ya la ANC había aprobado en marzo un decreto que establecía un marco legal para el petro y otros criptoactivos.

Con estas iniciativas el gobierno relanza su criptomoneda con la que espera evadir las sanciones estadounidenses, así como la vigilancia a la que están sometidas las cuentas venezolanas.