Desde el lunes 30 de mayo empezó a regir el nuevo sistema de reconversión monetario, como decreto presidencial publicado en la Gaceta oficial 410336, como una estrategia para implementar la nueva familia de monedas y billetes, que empiezan a circular el 4 de julio, con esta nueva modificación de valores, el aumento en el valor del litro de gasolina es del 49.900%.

Los precios de bienes y servicios deberán expresarse tanto el bolívares fuertes (Bs) como en bolívares soberanos (Bs.S), el beneficio de subsidios en servicios públicos y gasolina que mantiene el gobierno esta obligado a subir tarifas para adaptarse a las nuevas denominaciones del cono monetario. El presidente del Banco Central de Venezuela (BCV) Ramón Lobo, reconoció que el redondeo derivado del proceso de reconversión, contemplaba la modificación de los precios de la gasolina y de los boletos del metro.

El precio del litro de la gasolina de 91 octanos, hoy en un bolívar y que se reexpresará en Bs 0,001, pasa a la unidad monetaria menor del nuevo cono (Bs 0,50), representará un aumento de 49.900% 0 500 veces, que a la tasa de Bs 49.730,92 de la séptima subasta Dicom equivaldría a $1 en este momento.

El combustible de 95 octanos Bs 6 o BsS 0,006 con la reconversión, si pasa a un bolívar, que es la pieza inmediatamente superior a la de Bs 0,50 tendría un alza de 16.566% 0 166 veces, quedaría en el equivalente a dos dólares.

Con estos precios, Venezuela pasaría de tener el litro de gasolina más barato del mundo en $0,01 a cobrar el precio promedio a nivel internacional de $1,15 por litro la última semana de abril del 2018, de acuerdo con la más reciente publicación de Globalpetrolprices.com, que no indica cuál es la tasa de cambio utilizada en el caso venezolano.

Según este portal, Venezuela,Irán, Sudán, Kuwait, Argelia en el respectivo orden son los 5 países con el litro de gasolina mas barata del mundo, entre los países con el combustible más caro es Islandia, donde un litro cuesta $2,12. Le sigue Hong Kong, Mónaco, Noruega  y países bajos. Hay una diferencia sustancial en estos precios entre las diferentes naciones. Los países más ricos tienen los precios más altos, mientras que los países más pobres y los países que producen y exportan petróleo tienen precios significativamente más bajos, indica la publicación.